2015 en películas

A pesar de que el año pasado he visto unas cuantas películas, me ha costado elegir cuáles han sobresalido por encima de las demás. Muchas me han gustado, pero solo unas pocas han llegado a entusiasmarme realmente, así que he seleccionado aquellas que por unos motivos u otros me han gustado más, aunque no tienen que ser necesariamente las mejores ni tampoco estrenadas en el 2015.
Empecemos, sin ningún orden en particular: 



Jake Gyllenhaal ha sido mi gran descubrimiento del 2015. Aunque ya le conocía y siempre me había llamado la atención como actor, últimamente he visto varias películas de él donde se marca unas actuaciones de infarto y ahora no puedo más que seguirle allá donde vaya. Y en este film no es para menos: Gyllenhaal te atrapa con su mirada donde la desesperación y la locura se mezclan, le observas cuando ve la televisión y se ríe mientras te invade una sensación de incomodidad e inseguridad y, poco a poco, vas descubriendo hasta dónde es capaz de llegar por ser el primero y el mejor en su trabajo. 



Estamos acostumbrados a ver a Kristen Wiig y a Bill Hader en papeles cómicos y aunque aquí hay momentos muy divertidos, se equilibran perfectamente con otros mucho más sensibles y emotivos. Ambos actores forman un magnífico dúo en la pantalla y nos muestran la historia de dos hermanos que llevan una vida por separado durante muchos años, hasta que un acontecimiento inesperado les vuelve a unir. Es una historia que a simple vista puede parecer sencilla y que no te va a aportar nada nuevo, pero encierra en ella muchas verdades y muchos sentimientos dignos a tener en cuenta. Y solo por las maravillosas interpretaciones de esta pareja ya merece la pena echarle un vistazo.



Vaya, otra película sobre cárceles pensarán algunos. Aunque, efectivamente, no deja de ser otra película sobre cárceles con sus peleas, sus manguerazos, sus "yo mando aquí", etc. se muestran las relaciones y la evolución de los personajes desde un punto de vista más sensible y sentimental. Los que ya conocíamos a Jack O'Connell sabemos la fuerza y violencia que puede transmitir, pero también la capacidad que tiene para sacar el lado humano de sus personajes (imposible de olvidar su gran papel en Skins). Y aquí no podía ser menos, él está sencillamente soberbio.



No creo que este film falte en ninguna lista que se precie, y es que Inside out es de lo mejor que se ha hecho en el 2015. Personalmente, hacía mucho tiempo que una película de animación no me emocionaba tanto. A parte de la originalidad de la trama (¿a quién se le habría ocurrido representar los sentimientos como pequeñas personitas que viven dentro de nosotros?), me ha encantado la forma de explicar algo tan complejo como es el mundo interior y psicológico de manera tan clara y, en cierto modo, sencilla. Y a parte, me quedo con uno de los muchos mensajes que da: todos los sentimientos son necesarios e importantes en nuestra vida, incluso la tristeza.



Me fascina como con poco más de tres personajes y un escenario se puede crear una película tan desafiante como esta. La curiosidad e incertidumbre del principio, se va convirtiendo en desconfianza y tensión a medida que vamos recorriendo los pasillos y entramos en las habitaciones del lugar que habitan tanto los humanos como las máquinas. 



Esta es posiblemente la película más dura y más real que he visto el año pasado. Heaven knows what nos muestra el mundo de la drogas, cómo maneja tu vida cuando estás sumergido en ellas, las devastadoras consecuencias que puede tener. Y todo con unas interpretaciones y una ambientación tan real que hasta te llegas a preguntar si lo que estás viendo son actores o personas adictas de verdad. No es apta para todo el mundo pues tiene algunas escenas muy duras que hasta te hacen querer apartar la mirada, pero sin duda es una pequeña joyita que no debería pasar desapercibida.



Sorprendentemente he visto muchas críticas negativas sobre esta película. Yo tengo que decir que me ha encantado (si no, no estaría aquí), me reí mucho en el cine, me fascinó la capacidad del personaje para no venirse abajo y buscar rápidamente soluciones y también sufrí con él cuando parecía que estaba todo perdido. A mí Matt Damon me gusta a ratos, pero aquí me parece que hace un papelazo y sabe llevar muy bien la carga que supone ser el centro de atención en casi toda la película. Quizás no sea lo mejor que hayamos visto nunca pero tampoco me parece tan mala como algunos dicen.



Por lo que he visto en Internet esta es una de esas películas que o te encanta o te parece una basura. Yo estoy en la primera categoría y es que tanto la trama como la forma en la que está contada me parecieron muy originales, y a medida que la iba viendo me iba gustando más y más. Esta es una muestra de que en el cine de terror se pueden hacer cosas distintas con un buen resultado.

Share:

1 comentarios

  1. Solo he visto nightcrawler y es jodidamente genial. me llego porque estudio periodismo y se muestra el morbo de las noticias hoy en dia.

    ResponderEliminar